Doña Rosalía

Llega a la Institución hace 10 años, viuda y con 5 hijos a cargo. Una de sus hijas muere por sobredosis dejando a su cargo a una nieta de 5 años. Esta niña es cuidada y amada por su abuela. Ya adolescente, inicia una vida desordenada. Con 25 años de edad, tiene ya dos hijos, un niño de 5 años y una niña de 3 años, que terminan bajo el cuidado de su bisabuela Rosalía. Ella busca apoyo y consejo en nuestros talleres de sentido de vida, se apoya en la Fundación Simeón cuando tiene dificultades económicas o de relacionamiento con ellos.

Iniciamos un proceso de acompañamiento para encontrarnos con la madre de los niños, orientarla y proteger a los niños. Los sábados en las mañanas los niños llegan a la Institución con su bisabuela para participar en los talleres de encuentros entre generaciones apoyados con las estudiantes de pasantías de la Facultad de Psicología de la UNAD. Las relaciones familiares mejoran. Su nieta reconoce la importancia de ser madre y valora la compañía de su abuela; los niños, por su parte, mejoran su comportamiento en el jardín y se logra bajar los índices de agresividad de toda la familia.