Música y danza como espacio de participación

La danza y las coreografías son una excelente forma para mantener activos a nuestras personas mayores.  La Fundación Simeón se siente orgullosa de su grupo de danzas modernas que ha ganado varios reconocimientos a nivel local, constituyéndose en nuestro sello característico. 

Bailar es una manera fácil y divertida de hacer actividad física, y practicada con frecuencia  es un ejercicio perfecto para las personas mayores que aporta grandes beneficios para mantener en forma tanto la mente como el cuerpo. 

Dentro de los primeros se destacan la  mejoría en el estado de ánimo, la memoria, la coordinación y la atención. Además la danza en grupo potencia la autoestima,  el contacto con otras personas, la confianza en sí mismos, ayuda a vencer la timidez y aleja la soledad. 

Son bien conocidos los beneficios para la salud del cuerpo, entre ellos el fortalecimiento de los músculos, el aumento de la flexibilidad, la resistencia, la coordinación y el equilibrio. Adicionalmente ayuda a mantener el peso, a controlar la presión sanguínea, paliar dolores articulares y prevenir la osteoporosis. Al mantener el cerebro más irrigado, ayuda a prevenir el deterioro cognitivo.

Ver >> otros programas.